CRECER EN EL CAMPO

PROYECTO EDUCATIVO DE 2 A 6 AÑOS 

El proyecto

Es durante los primeros años cuando los niños y niñas construyen su identidad, las experiencias vividas durante esta etapa influyen en las actitudes, valores y comportamientos de toda la vida. Por esta razón la edad de 2 a 6 años es la mejor etapa para transmitir el respeto por la naturaleza y unos hábitos dirigidos a la sostenibilidad del medio ambiente.

Nuestro Proyecto surge de la motivación de potenciar los múltiples beneficios que tiene el aprendizaje en la naturaleza para el desarrollo integral del niño.

Siguiendo el modelo educativo de las Escuelas del norte de Europa, el proyecto se fundamenta principalmente en la educación al aire libre. Este modelo se sustenta sobre dos factores para su éxito: la naturaleza como entorno educativo y la libertad del alumno para investigar y experimentar.

Nuestro objetivo se centra en ofrecer una educación de calidad a través de experiencias al aire libre y en contacto directo con la naturaleza y los animales de granja.


Crecer en el campo ...

... porque el contacto con la naturaleza es humano

Gran parte de lo que nos hace humanos se basa en el aprendizaje a través de experiencias táctiles: tocamos el mundo que nos rodea y dejamos que el mundo nos toque.  Necesitamos la experiencia sensorial e interacción con ella, comprender los procesos naturales a lo largo del año para aprender a responsabilizarse del entorno. 

... porque es un lugar de aprendizaje realmente idóneo

El aprendizaje en la naturaleza y al aire libre aumenta la capacidad de concentración y se adapta al impulso natural de que los niños y niñas se muevan. Estar activo, comprender algo, usar todos los sentidos, activar la experiencia desde la raíz: todo esto ayuda a consolidar lo que se ha aprendido y experimentado en el cerebro.

... porque un vínculo con la naturaleza y los animales nos permite actuar adecuadamente

El desarrollo sostenible no puede tener éxito si se le priva de experiencia en la naturaleza. Las experiencias en la naturaleza conducen a una mayor confianza y conocimiento de la misma, aumentando la motivación para comprometernos a largo plazo con el medio ambiente en diferentes actividades y decisiones.

...porque mejora el bienestar físico, mental y social

En el campo los niños están físicamente activos la mayor parte del tiempo, lo que aumenta la fuerza, la resistencia y la destreza. Estar al aire libre reduce la frecuencia de las enfermedades infantiles y al mismo tiempo ayuda a fortalecer su sistema inmunitario. A medida que los niños y niñas ganan confianza y autoestima, esto también mejora su bienestar emocional y mental.

 




Correo
Llamada